lunes, 1 de mayo de 2017

AUGUSTA EMERITA: MÉRIDA, (BADAJOZ)

En el año 25 a.C. el Emperador Octavio Augusto ordenó fundar la Colonia Augusta Emerita, en la que se asentarán los militares veteranos (eméritos) de las legiones V y X tras las victorias frente los cántabros en el norte de la Península .
Aunque la comarca de Mérida ya estaba habitada desde tiempos remotos, la llegada de los pobladores romanos supuso un cambio sustancial para este punto estratégico, por su ubicación cercana al río Guadiana y por ser un nudo esencial de las comunicaciones de la época.
Mérida (Emérita Augusta) se convirtió en un destacado centro jurídico, económico, militar y cultural del Imperio Romano.
Desde ca. 15 a. C. fue la capital de la nueva provincia hispana de Lusitania, y, desde fines del siglo III, la capital de la Diócesis de Hispania
Fruto de la vida de aquella población romana, la ciudad conserva muchos monumentos que permiten al viajero trasladarse en el tiempo hasta aquella época de esplendor para la ciudad.
En este artículo, quiero hacer un pequeño resumen de todos los monumentos y lugares relacionados con el Imperio Romano, que recientemente, acabo de recorrer.



Júpiter Ammón. Una de las figuras que adornaban el pórtico del Foro de Mérida. MNAR


 MUSEO NACIONAL DE ARTE ROMANO



Vista general del edificio diseñado por Rafael Moneo

El Museo Nacional de Arte Romano es una Institución de muy larga andadura. Con sus más de 175 años, se remonta a una pequeña colección de carácter local que, debido a la importancia del yacimiento emeritense, fue creciendo hasta elevarse a la categoría de nacional y lograr alojarse en un edificio de nueva planta donde exhibir, con la dignidad que merecen, sus colecciones.


Plano del Museo

Se decidió la posibilidad de aproximarlo lo más posible a los dos monumentos más visitados de la ciudad: el Teatro y el Anfiteatro. Tras la adquisición de un solar contiguo a estos últimos, se encarga el proyecto al Rafael Moneo Vallés, que con esta obra consagra su carrera profesional.



Vista general de la sala de la planta baja
Las colecciones del Museo Nacional de Arte Romano se centran casi exclusivamente en objetos hallados en el yacimiento emeritense. Las únicas excepciones a ello las constituyen ciertas piezas compradas en subastas públicas, sobre todo monedas.


Planta baja, detalle de la arquería

 La primera área temática del Museo (salas I, II y III) trata el tema de los espectáculos públicos. Dicho aspecto de la ciudad romana resulta especialmente relevante en el contexto emeritense como consecuencia del elevado grado de conservación en el que se encuentran sus tres edificios de espectáculos: Teatro, Anfiteatro y Circo. De ellos proceden la mayoría de los objetos expuestos en estas tres primeras salas.



 Planta baja   Columna del Templo de Diana. (Templo que aún se puede ver en otra zona de la ciudad)




Planta baja: testero al fondo de la sala
 Corresponden estas figuras,  al que podría denominarse Forum adiectum o “plaza adjunta” del foro colonial, que ornaron el Pórtico del Foro.

Destaca al fondo de la nave central la presentación de cuatro figuras togadas bajo clípeos en los que, separados por una suerte de cariátides, alternan representaciones en relieve con el rostro de Júpiter Amón y Medusa. 



 Planta baja
Detalle de un brocal de un pozo tambien situado en el Foro



 LA ESCULTURA
Detalle de las esculturas del Foro


 
A la izquierda de la nave central se muestran una serie de estatuas procedentes del frente escénico del teatro y en cuya disposición se busca evocar la que pudieron tener en el conjunto del edificio original. 
 
 

Destaca en el espacio central (el correspondiente a la Sala II) la estatua de Ceres, y en los situados a sus lados esculturas de otras divinidades y emperadores.



La escultura propiamente dicha, a veces en forma de relieves decorativos aplicados a algunos de estos elementos arquitectónicos, y otras exenta.


Emperadores romanos






Retrato en mármol de una joven romana cuyo peinado con flequillo de mechones en forma de ese y terminando en dos patillas le ha dado el sobrenombre de "La Gitana".



El conocido popularmente como "El Panadero", representa a un ciudadano de la época de Augusto. (Siglo I d. C.)



El busto más destacado es el de Augusto, el fundador de la ciudad, que se representa cubierto con un velo, como signo de su dignidad de Sumo Pontífice, siguiendo un conocido modelo de la propia ciudad de Roma.



La Sala V se dedica a los cultos oficiales. Y en relación con ellos, a la izquierda de la nave se muestran tres esculturas: Esculapio, Mercurio y Venus.


Mitra es un dios conocido desde la antigüedad, principalmente en Persia e India. Originalmente era un dios del Sol.
De origen persa, este dios se incorporó al panteón del imperio romano tardío. En el contexto romano, el culto a Mitra se desarrolló como una religión mistérica.



Representación de Chronos-Mithra, dios del tiempo infinito con cuerpo masculino y cabeza de león (leontocéfalo). Tiene el torso desnudo, vistiendo tan solo calzón oriental sujeto a la cintura con un cinqulum. Del resto se conservan parte de la gran melena, de las fauces entreabiertas, el ojo izquierdo y el entrecejo fruncido.



TEMPLO DE MARTE
Al espacio situado a la derecha de la nave se accede a través de un dintel procedente del Hornito de Santa Eulalia y que perteneció a un templo consagrado a Marte.



Los restos del Templo de Marte de Mérida se integran en el conjunto arquitectónico de la basílica de Santa Eulalia, ya que en su atrio encontramos un pequeño edificio, conocido como hornito de Santa Eulalia, que fue construido con diversos retazos del edificio romano. que data del siglo XIII. Un espacio que es lugar de peregrinación de los emeritenses, ya que es un oratorio dedicado a la Mártir Santa Eulalia, patrona de Mérida.

 

Ya en la sala propiamente dicha, al fondo, ha de repararse en la efigie identificada como el Genio de la Colonia Augusta.

Así como a la derecha en un nuevo dintel, en este caso con la representación de los dos ríos de la ciudad: el Guadiana y el Albarregas.

 Rio Guadiana

 Rio Albarregas
El análisis del fascinante dintel esculpido e inscrito, hacia época de Galieno (253-268 d.C.), permite confirmar para el río Guadiana el nombre Ana, saber cuál era el del Albarregas, Barraeca, y el significado del enigmático dios Revve Anabaraecus, así como sugerir la existencia de un antiguo santuario federal vetón, reorientado después hacia el culto imperial.

MUNDO FUNERARIO

Através de la Sala VI se ilustra el mundo funerario romano por medio de las diversas tipologías de sepulturas y monumentos sepulcrales hallados en Mérida. Estos solían ir acompañados de textos en los que se hacía alusión al difunto. Era una costumbre característica de la antigua Augusta Emerita el representar sobre tales aras un retrato en relieve de los difuntos.



 También merece una especial mención la privada, con una notable representación de retratos funerarios, procedentes de dos construcciones funerarias, realizadas a cielo abierto, situadas extramuros de la ciudad romana, de tipología "bustae", que no se asemeja a la de "columbarios"



 Estela funeraria de Lutatia Lupata procedente de la necrópolis de Augusta Emerita y conservada en el Museo Nacional de Arte Romano.



LOS FRESCOS


La pintura consiste en pintura mural las más de las veces, cuyo alzado, por la desaparición general de los muros de las construcciones, suele limitarse al zócalo de los mismos.



Sin embargo tenemos alguna notable excepción en la ciudad, como es el caso de la habitación, con escenas deportivas y de caza, hallada en la Calle Suárez Somonte y expuesta en la Sala VII del Museo. 


LA CRIPTA

Las necesarias excavaciones arqueológicas previas a la construcción del edificio del Museo aportaron interesantes restos muebles e inmuebles relativos a distintos aspectos de la ciudad. Estos restos se integran en el recorrido del Museo como una sala más. Con ello se gana el atractivo de introducir al visitante en el contexto arqueológico de la Mérida romana, ilustrando de un modo directo el escenario del hallazgo de los objetos expuestos en las restantes salas.



Otros notables ejemplos se exhiben in situ en la Cripta de la sede principal.




Tambien en la cripta, se puede contemplar una colección de estelas




Incluso un trozo de la Calzada Romana, que por alli pasaba y  a su derecha unas dependencias adosadas a la calzada, presididas por una gran estancia a la que daría acceso una triple arcada sobre columnas



LOS MOSAICOS
 Respecto al mosaico, principalmente de suelo, Mérida custodia una de las principales colecciones de la Península Ibérica.






 Algunos de sus más destacados ejemplares se muestran en las paredes del Museo, mereciendo una especial mención por su calidad artística el conjunto hallado en una casa de campo cercana a la ciudad: la conocida como Villa de las Tiendas.

 Situada a unos 18 km de Mérida, se encontraba la llamada "villa de las Tiendas", una "villae" romana que regentaría algún personaje adinerado de Augusta Emerita
La parte central representa una escena de cacería, y alrededor podemos observar decoración geométrica.





 Mosaico de la caza del jabalí
 En este mosaico se representa al señor de la villa dando caza a un jabalí, acción muy usual dentro de los momentos de ocio.
Los mosaicos, en época imperial, servían como pavimento de casas ricas, y estaban realizados con pequeños cubos de piedra o pasta vítrea llamados tessela.





LOS BRONCES
Por su riqueza y ornamentación, destacan igualmente los bronces. Aunque más basto, el hierro abarca las funcionalidades más variadas que se puedan imaginar.





 En las plantas superiores, se exponen monedas y objetos personales en marfil, metal etc.



Pero sin duda lo más sobresaliente de este espacio es un díptico consular realizado en marfil, en una fecha tardía (s. V. d. C.), adquirido recientemente por el Museo. La placa muestra una figura masculina, con toga, túnica, y un nimbo sobre su cabeza, dentro de un tondo adornado con formas vegetales, y una inscripción en la parte superior.




Muy cerca del Museo nos encontramos ya otros edificios, algunos, extrarradio de la antigua Emérita




ANFITEATRO
El anfiteatro de Mérida es un antiguo recinto para espectáculos de luchas de gladiadores que fue construido por el Imperio romano en la colonia de Augusta Emerita, actual Mérida (España), a finales del siglo I a. C..
 Su construcción se planificó junto a la del adyacente y famoso teatro romano.



Las gradas o cáveas de su lado este se construyeron sobre el cerro de San Albín, al igual que las del teatro adyacente.



Dieciséis puertas se abren al exterior en la fachada, la principal de las cuales es la que se encuentra en el extremo del eje occidental.




 Anfiteatro, puerta principal



TEATRO
El Teatro romano de Mérida es un teatro histórico levantado por la Antigua Roma en la colonia Augusta Emerita, actual Mérida (España). Su creación fue promovida por el cónsul Marco Vipsanio Agripa y, según una fecha inscrita en el propio teatro, su inauguración se produjo hacia los años 16-15 a. C.
 La construcción de teatros en la Antigua Roma respondía más a intereses políticos que a los gustos del pueblo romano, que prefería acudir al circo a ver carreras de carros y al anfiteatro a ver combates entre gladiadores y animales.



Las excavaciones del teatro comenzaron en 1910 dirigidas por el arqueólogo José Ramón Mélida. finales del siglo XIX, se exhumó la mayor parte del edificio, se documentaron numerosas columnas, cornisas, estatuas y otros materiales del edificio, sobre todo del frente escénico. No fue hasta los años 60 y 70 del siglo XX cuando se reconstruyó el frente escénico, bajo la dirección del arquitecto y arqueólogo José Menéndez-Pidal y Álvarez.



El graderío -cavea-, con una capacidad para 6000 espectadores, se construyó, en parte, aprovechando la ladera del cerro de San Albín. Se halla dividido en tres sectores ima, media y summa cavea. La orchestra -en la que se situaba el coro- está rodeada de tres gradas de honor reservadas para las autoridades.


La zona más espectacular del teatro es el frente de la escena, con dos cuerpos de columnas de mármol. Entre ellas, una serie de esculturas completaba la decoración: Ceres, Plutón, Proserpina y estatuas, con togas unas y con corazas otras, que se han interpretado como retratos imperiales.
Al fondo, en eje con la puerta central de la escena, se sitúa una pequeña habitación dedicada, según se deduce de los hallazgos allí realizados (entre otros la cabeza velada de Augusto), al culto imperial.



El uso del edificio durante varios siglos hizo necesarias algunas reformas. Así, hacia el año 105 se levantó el actual frente de escena, que se volvió a reformar entre los años 333 y 335 junto con la vía que rodea el edificio



Uno de los accesos del teatro, que desembocaban en los vomitorios



El vomitorio era un espacio diáfano bajo el graderío de los teatros, circos y anfiteatros romanos, por donde entraba y salía el público a través de las bocas distribuidas por la cávea. En la actualidad también se llaman así los pasillos internos y sus correspondientes bocas para entrar y salir en los estadios y establecimientos análogos.



Pórtico detrás de la escena.
 En la parte posterior de la fachada se extendía un Peristilo porticado ajardinado en el que el público podía pasear. Al frente se levantaba una pequeña estancia o Aula Sacra destinada al culto imperial. Aquí se encontró la cabeza de Augusto velado que se conserva en el Museo Nacional de Arte Romano.



En conmemoración del bimilenario de su muerte, este espacio (que conserva parte del pavimento en mármol) ha sido rehabilitado con copias de las esculturas que allí se encontraron.





En esta zona del recinto se encuentran algunas copias de estatuas de emperadores, entre ellos del fundador de la ciudad: el Cesar Augusto



CIRCO
Con sus más de 400 m de longitud y 100 m de anchura era el mayor de los edificios de espectáculos de la ciudad y, junto con el anfiteatro, era el que gozaba de los favores de un público más dado a emociones fuertes que a cultas obras teatrales. Debido a sus grandes dimensiones se encontraba fuera del recinto amurallado



TEMPLO DE DIANA
El Templo de Mérida, conocido popularmente como "Templo de Diana", es un templo consagrado al culto imperial y no a la diosa Diana.


 
Es la única construcción religiosa que se conserva en su sitio en Mérida. Data del final del S.I a.C. y es un edificio de gran tamaño, que, debido a su ubicación en el Foro Municipal, debió de ostentar gran lujo y decoración. Posiblemente el templo estuviese dedicado exclusivamente al culto del Emperador Augusto, como asi lo indican los materiales escultóricos localizados. Estos representan a miembros de la familia imperial, al mismo Emperador Divino y al Genio del Senado. A la conservación actual del edificio contribuyó el haber estado incorporado al Palacio del conde de los Corbos, de estilo renacentista



ACUEDUCTO DE LOS MILAGROS
Formaba parte de la conducción que traía el agua a Mérida desde el embalse de Proserpina situado a 5 km de la ciudad. Data de inicios del I d. C.



En los Embalses de Proserpina y Cornalvo, en las cercanías de Mérida encontramos los que pudieran ser los embalses más antiguos de España



PUENTE
Es la  prolongación de una de las arterias principales de la colonia, el Decumanus Maximus. La situación del puente está cuidadosamente seleccionada en un vado del río Guadiana
Considerado como el puente más largo de la antigüedad tenía una longitud de 755m y 62 arcos.  Fue construido a finales del siglo I a.C. y ha estado en uso para personas y vehículos hasta finales del siglo XX, lo que da idea de su robustez.

 


ARCO DE TRAJANO
El Arco de Tiberio, conocido popularmente como "Arco de Trajano", ya que en su momento se llegó a pensar que era un arco triunfal.8 Arco de entrada, posiblemente, al foro provincial. Estaba situado en el Cardo Maximus, una de las vías principales de la ciudad



TERMAS
Las excavaciones realizadas en 1980 permitieron la recuperación de uno de los foros que existía en la ciudad romana de Emerita Augusta. En este foro se ubicarían las termas y demás edificios públicos. Las termas ocupan en la vida romana un papel de primera importancia.
A las termas romanas de San Lázaro y las termas romanas y pozo de nieve de la calle Reyes Huertas, en la antigua Emérita Augusta encontramos restos de las termas públicas romanas más antiguas, situadas en la plaza construida en la confluencia de las calles Pontezuelas y Rambla Santa Eulalia.



Plano monumrntal



FUENTES

https://es.slideshare.net/efeferna/4-mrida-museo-nacihttps://es.slideshare.net/efeferna/4-mrida-museo-nacional-de-arte-romano-efcronal-de-arte-romano-efcr

https://es.wikipedia.org/wiki/Anfiteatro_de_M%C3%A9rida

http://www.mecd.gob.es/mnromano/home.html;jsessionid=B2F70EA9EB9C73380A3B9F41BB322283

http://www.mecd.gob.es/mnromano/home.html

http://www.extremadura-turismo.es/cubic/ap/cubic.php/doc/Que-ver-en-Merida-364.html


FOTOS:

MNAR de Mérida
Chity del Amo
Artehistoria 
Arteguias
diversas páginas web